Suponía que había proyectos similares a este cuando me lancé a la aventura. No lo conocía pero aquí está, desde Chile: El guardián del idioma. La mecánica es la misma, descubrir cada pocos días una palabra poco usual o de significado poco acotado en el saber popular (y a veces mal usada).

Ellos me redescubrieron cancamusa 😉

Epígono

19 diciembre 2008

(Del gr. ἐπίγονος, nacido después).
1. m. Hombre que sigue las huellas de otro, especialmente el que sigue una escuela o un estilo de una generación anterior.
RAE

Está bien seguir los pasos de un líder, o tener un modelo a imitar… pero nunca, bajo ningún concepto, seas la sombra de otro.

Gaznápiro

12 diciembre 2008

(De or. inc.).
1. adj. Palurdo, simplón, torpe, que se queda embobado con cualquier cosa. U. m. c. s.
RAE: Gaznápiro

Insultemos con estilo a aquel sinsustancia que pierde la vista en la vacuidad de la mota de polvo flotante, a aquel palurdo con unas neuronas que hacen eco en el interior de su cabeza, que rezuma saliva de manera inconsciente sin saber que en boca cerrada no entran moscas.

Nótese que gaznápiro es una palabra esdrújula, de esas que hacen cosquillas con su acento cuando aún quedan dos sílabas para concluir.

Finta

5 diciembre 2008

(Del it. finta, ficción).
1. f. Ademán o amago que se hace con intención de engañar a alguien.
2. f. Esgr. Amago de golpe para tocar con otro. Se hace para engañar al contrario, que acude a parar el primer golpe.
RAE: finta

Me gusta el origen de la palabra: “ficción”. Porque es una ilusión, una trampa para cazar al cazador.